Paloma Pájaro

El rostro humano es una fuerza vacía…a veces he traído junto a las caras humanas, a objetos, árboles y animales, porque no estoy seguro todavía de hasta dónde llegan los límites del cuerpo y del yo humanos.
Esta cita de Antonin Artaud ha introducido cada uno de mis proyectos desde el año 2004. La encuentro en mis cuadernos de notas repetida como un mantra, a modo de preludio ancestral. La declaración de Artaud, concentrada aquí en unas breves palabras, vehicula ética y estéticamente gran parte de mi trabajo.
La mayor parte de mis proyectos se articulan en torno a una concepción psicológica del paisaje, aquél que el individuo se construye y del que se rodea (personas, obras, cosas, recuerdos, animales, etc.). Los retratos humanos aparecen casi siempre complementados por retratos de apartamentos de playa, de paisajes bucólicos, por objetos de recreo playesco o por cabezas de pájaros hechas con trapos. Todos estos objetos se utilizan en su dimensión metafórica, como una suerte de extensión del individuo, una forma simbólica de identificación o de reconocimiento de esos límites del cuerpo y del yo humanos a los que se refería Artaud.

YLCDLL-nº-5

Acrílico y lápices sobre tabla. Proyecto Quédate día feliz. 105 x 65 cm.
Un extracto del texto que acompañaba el proyecto OCCITENTE del año 2004 decía así: << Era previsible que en esa búsqueda del rastro de lo humano aparecieran los animales como signos u objetos de representación de lo humano, posibilitando así el acceso a una lectura matizada y sin duda más ambigua e inquietante, puesto que plantearse la animalidad humana nos sitúa en esa región fronteriza más allá del lenguaje y la razón: Aquí surge el existencialismo, donde no existe trascendencia ni sentido, donde el pensamiento carece de valor y la vida y la muerte adquieren la dimensión desasosegante del absurdo y la inutilidad. La historia está llena de referentes artísticos en este sentido. Basta recordar algunos clásicos como el Gregorio Samsa de Kafka, el buey desollado de Rembrandt, las sobrecogedoras escenas pictóricas del hombre del Paleolítico o los mordaces retratos de perros de William Wegman. Sin olvidar las implacables experiencias de Beuys, las tendencias taxidermistas de muchos artistas contemporáneos o los polémicos presupuestos del arte transgénico>>.

  pray-time-13

pray-time-10

Piezas del proyecto Pray Time, 2014. Acrílico y lápices sobre tabla. 32 x 47 cm.
El proyecto Pray Time mantiene ese deslumbramiento ante la posibilidad de aproximarse al lado más escurridizo de la existencia: la comunicación, entendida ésta desde un punto de vista filosófico. Es decir, su cuestionamiento como operación posible o no, la cual se pone en entredicho dada la dificultad de establecer auténtico contacto emocional con uno mismo y con los demás. El hecho inevitable, de que <<Fuera del para-sí de la conciencia, está el ser en-sí en el mundo donde la relación con el otro es siempre agresiva>>.

 exitparadise-06-bexitparadise-01

EXIT/paradise nº 6. Acrílico, lápices, taladros y mirilla sobre madera + luz estroboscópica en la parte trasera del cuadro.
Licenciada en Bellas Artes por la Universidad de Salamanca, Paloma Pájaro (Madrid, 1977) vive y trabaja actualmente en Miramar, Valencia.

 

LINKS DE INTERÉS:

http://www.palomapajaro.es/
http://palomapajaro.blogspot.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s